Pollo a la cerveza en olla – Receta y preparación paso a paso

El pollo a la cerveza es una receta clásica que combina la suavidad de la carne de pollo con el sabor amargo y profundo de la cerveza. La cocción lenta en olla permite que los ingredientes se mezclen y se intensifiquen. Es una opción fácil y deliciosa para una cena casera reconfortante.

Ingredientes

Preparación

  1. Cortar las cebollas en cuartos, los ajos en rodajas, el pimiento en tiras y la zanahoria en rodajas.
  2. Calentar el aceite de oliva en una olla grande a fuego medio y añadir las verduras. Sofreír durante 5 minutos.
  3. Limpiar y salpimentar el pollo entero. Colocarlo en la olla y dorarlo por todos los lados durante 5 minutos.
  4. Agregar la cerveza, el caldo de pollo, el tomillo y la hoja de laurel. Mezclar todo bien y llevar a ebullición.
  5. Tapar la olla y reducir el fuego a bajo. Cocinar a fuego lento durante 1 hora y media, revolviendo ocasionalmente.
  6. Pasado este tiempo, retirar la hoja de laurel y servir caliente el pollo en su salsa.

Pollo a la cerveza en olla – Receta y preparación paso a paso

Pollo a la cerveza: sabor tradicional en tu mesa

El pollo a la cerveza es una receta tradicional que nunca falla en la mesa. El sabor amargo y profundo de la cerveza se mezcla perfectamente con la suavidad de la carne de pollo.

Con pocos ingredientes y una olla grande, puedes preparar un plato delicioso para toda la familia. Además, la cocción lenta a fuego bajo permite que los ingredientes se intensifiquen y se fusionen, dando lugar a una salsa espesa y sabrosa.

Ver también:  Costillar a la miel al horno

Para un toque extra, puedes añadir hierbas frescas como romero, tomillo o perejil. El pollo a la cerveza es una opción perfecta para reuniones familiares y cenas con amigos.

Muslos de pollo a la cerveza: sabor intenso en tiempo récord

¿Quieres disfrutar de un plato delicioso en tiempo récord? Con solo unos pocos ingredientes y la olla a presión, tendrás un plato lleno de sabor y textura tierna en menos de 30 minutos. La cerveza y las especias añaden un sabor intenso y profundo al pollo, que se impregna perfectamente en la carne.

Además, la olla a presión hace que la cocción sea más rápida y eficiente, lo que significa que puedes disfrutar de una cena casera deliciosa incluso cuando tienes poco tiempo. Sirve los muslos de pollo a la cerveza con patatas asadas, arroz o una ensalada fresca para un plato completo y equilibrado. ¡Prepara este plato fácil y sabroso para una cena rápida y reconfortante!