Deliciosas Albóndigas de Pollo en Salsa de la Abuela

Descubre cómo preparar unas jugosas albóndigas de pollo en una deliciosa salsa casera con sabor a hogar. Una receta tradicional que te transportará a los sabores de la cocina de la abuela. Aprende los secretos para hacer unas albóndigas tiernas y sabrosas, perfectas para una comida reconfortante en familia. ¡Anímate a cocinar estas deliciosas albóndigas y disfruta de un plato lleno de tradición y sabor!

Ingredientes

Preparación

  1. En un tazón, mezcla la carne de pollo picada con pan rallado, huevo, ajo y cebolla picados finamente, perejil picado, sal y pimienta al gusto. Mezcla bien todos los ingredientes.
  2. Forma pequeñas albóndigas con la mezcla de carne y colócalas en un plato o bandeja.
  3. Si deseas, puedes enharinar las albóndigas en harina para obtener una textura más crujiente al freírlas, aunque este paso es opcional.
  4. En una sartén grande, caliente un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Agrega las albóndigas y fríelas por todos los lados hasta que estén doradas. Retira las albóndigas de la sartén y colócalas en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  5. En la misma sartén, agrega salsa de tomate y caldo de pollo. Cocina a fuego bajo durante unos minutos, revolviendo ocasionalmente.
  6. Añade las albóndigas de pollo fritas a la salsa en la sartén y cocina a fuego bajo durante unos 20-30 minutos, o hasta que las albóndigas estén cocidas por completo y la salsa haya espesado.
  7. Si la salsa está demasiado espesa, puedes agregar un poco de agua para ajustar la consistencia a tu gusto.
  8. Sirve las albóndigas de pollo en salsa caliente y disfruta de este delicioso platillo tradicional, perfecto para saborear en familia.
Ver también:  Receta de la abuela: albóndigas con tomate deliciosas

Deliciosas Albóndigas de Pollo en Salsa de la Abuela

Deliciosas Albóndigas de Pollo Jugosas: Una Delicia para Saborear

Las albóndigas de pollo son un clásico de la cocina casera, y cuando se preparan de manera jugosa, se convierten en una delicia para el paladar. Estas deliciosas albóndigas de pollo jugosas son perfectas para una comida reconfortante en familia o para sorprender a tus invitados con un plato lleno de sabor y textura. Aquí te presentamos algunos puntos clave para preparar unas albóndigas de pollo jugosas y sabrosas:

  • Ingredientes de calidad: Utiliza carne de pollo picada fresca y de calidad para obtener unas albóndigas jugosas y tiernas.
  • Agrega ingredientes húmedos: Incorpora pan rallado, huevo, ajo picado, cebolla picada, perejil fresco picado y una pizca de sal y pimienta para darle sabor y humedad a las albóndigas.
  • Mezcla bien: Asegúrate de mezclar todos los ingredientes de manera homogénea para que los sabores se distribuyan de manera uniforme.
  • Forma las albóndigas: Haz bolitas con la mezcla de pollo y dales forma redondeada para que cocinen de manera pareja.
  • Cocción adecuada: Puedes enharinar las albóndigas con harina antes de freírlas en aceite de oliva caliente, o cocinarlas directamente en salsa de tomate y caldo de pollo a fuego lento hasta que estén cocidas y jugosas.
  • Ajusta la consistencia de la salsa: Si la salsa está demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua para ajustar la consistencia a tu preferencia.