Calamares guisados con patatas y guisantes

Los calamares guisados con patatas y guisantes es un plato típico de la gastronomía mediterránea. Su sabor es delicioso y su preparación es muy fácil. Además, es un plato nutritivo y saludable, perfecto para una comida o cena completa. Anímate a probar esta receta y sorprende a tus comensales con un plato exquisito.

Ingredientes

Preparación

  1. Pelar y cortar en cubos las patatas. Reservar.
  2. Picar finamente la cebolla, el ajo y el pimiento verde. Sofreír en una cazuela con aceite de oliva.
  3. Agregar el tomate picado y seguir cocinando por unos minutos.
  4. Añadir las patatas y los guisantes a la cazuela.
  5. Incorporar el pimentón, el comino y los calamares cortados en aros. Sofreír durante 5 minutos.
  6. Agregar el vino blanco y el caldo de pescado. Salpimentar al gusto.
  7. Cocinar a fuego medio-bajo durante 30 minutos o hasta que las patatas estén tiernas.
  8. Servir caliente y disfrutar de los deliciosos calamares guisados con patatas y guisantes.

Calamares guisados con patatas y guisantes como título

Consejos prácticos para lograr calamares suaves y tiernos

  • Marinado: Si deseas que tus calamares queden suaves y tiernos, una técnica muy efectiva es marinarlos antes de cocinarlos. Para ello, mezcla en un recipiente aceite de oliva, ajo picado, jugo de limón, sal y pimienta. Deja reposar los calamares en esta mezcla durante al menos 30 minutos antes de cocinarlos.
  • Cocción breve: Otra recomendación es evitar cocinar los calamares por demasiado tiempo, ya que se volverán duros y gomosos. Una cocción breve de unos pocos minutos es suficiente para que estén listos.
  • Corte adecuado: El corte de los calamares también influye en la textura final del plato. Corta los calamares en aros finos para que se cocinen de manera uniforme y se ablanden rápidamente.
  • Agrega ácido: El ácido ayuda a ablandar los tejidos de los calamares, por lo que agregar ingredientes ácidos como limón o vinagre a la preparación puede ser una buena opción.
  • Temperatura adecuada: Por último, asegúrate de cocinar los calamares a la temperatura adecuada. El fuego debe estar bien caliente para sellar los calamares y evitar que pierdan humedad, pero no demasiado caliente para evitar que se sequen.
    Ver también:  Merluza a la marinera de la abuela

    Siguiendo estos consejos, podrás lograr unos calamares suaves y jugosos que serán un verdadero éxito en tu cocina. ¡Pruébalos hoy mismo!