Buñuelos de Calabaza de la Abuela

Los buñuelos de calabaza son un postre tradicional que muchas abuelas han preparado durante años. Esta deliciosa receta se caracteriza por su masa suave y esponjosa y su sabor dulce con un toque de canela. La calabaza aporta una textura única y un sabor sutil que combina perfectamente con la masa. Sin duda, los buñuelos de calabaza de la abuela son una delicia que no puedes dejar de probar.

Ingredientes

Preparación

  1. Cocer la calabaza y, cuando esté tierna, aplastarla hasta formar un puré.
  2. En un bol, mezclar los huevos con el azúcar y añadir el puré de calabaza.
  3. Añadir la harina, la levadura, la sal y la canela y mezclar bien hasta obtener una masa homogénea.
  4. Calentar aceite en una sartén a fuego medio-alto.
  5. Con la ayuda de una cuchara, tomar porciones de masa y freírlas en el aceite caliente hasta que estén doradas por ambos lados.
  6. Escurrir los buñuelos sobre papel de cocina y, una vez fríos, espolvorear con azúcar glas antes de servir.

Buñuelos de Calabaza de la Abuela

Descubre las calorías que aportan los deliciosos buñuelos de calabaza

Si eres un amante de los buñuelos de calabaza, probablemente te hayas preguntado cuántas calorías tiene este delicioso postre. La respuesta dependerá de varios factores, como el tamaño de los buñuelos y la cantidad de aceite que se utiliza para freírlos.

En promedio, un buñuelo de calabaza de tamaño mediano contiene alrededor de 150 calorías. El contenido calórico aumenta si se añade azúcar glas por encima.

Ver también:  Tarta de manzana con la Thermomix

Si se utiliza aceite vegetal para freír los buñuelos, es importante tener en cuenta que cada cucharada de aceite aporta aproximadamente 120 calorías. Para disfrutar de los buñuelos de calabaza sin preocupaciones, se pueden hacer algunas modificaciones a la receta, como utilizar menos azúcar o freírlos con aceite en spray en lugar de aceite líquido.

Descubre cómo identificar las características de un auténtico buñuelo

Los buñuelos son un postre tradicional que se disfruta en diferentes partes del mundo. A pesar de que existen diversas variaciones de esta receta, existen algunas características que definen un auténtico buñuelo:

  1. Textura: Los buñuelos auténticos tienen una textura esponjosa y suave por dentro, pero crujiente por fuera.
  2. Sabor: El sabor debe ser dulce, pero no demasiado empalagoso. La calabaza y la canela son algunos de los ingredientes que aportan sabor a los buñuelos.
  3. Tamaño: Los buñuelos tradicionales son pequeños, con forma redonda u ovalada.
  4. Apariencia: Un auténtico buñuelo tiene una superficie dorada y crujiente, pero no debe verse quemado o demasiado oscuro.